Monjas y soldados – Iris Murdoch

Cada vez que leo a Murdoch hay ideas que siempre irrumpen en mi mente: lo inteligente que hay que ser para ser tan divertida. Su maestría para estirar las costuras de la verosimilitud hasta límites que si no estuviésemos bajo el hechizo de su genio consideraríamos imposibles. Su talento para que el destino y el azar cobren una presencia casi divina en el devenir de sus personajes. El carácter teatral de su narración en el cual podríamos entender los capítulos como escenas.

Esta novela arranca con un aristócrata moribundo que le pide a su fiel esposa que sea feliz cuando él no esté mientras su círculo social burgués debate sobre cómo apoyarla en esos momentos difíciles. Con esa premisa Murdoch extiende una trama repleta de sorpresas, ingenio y una pizca de dulce maldad; todo con un ritmo logradísimo.

Monjas y Soldados es una historia sobre el amor, el duelo, la culpa o la inagotable búsqueda de la felicidad apoyándose casi siempre en personajes (todos maravillosos a su modo) que van y vienen fortaleciendo la esencia teatral que mencionaba al arrancar la reseña. Si bien la narración delega casi su totalidad a los diálogos y los pensamientos de los personajes, los breves espacios en los que Murdoch se permite dejar su huella sin esconderla en los otros son un tesoro.

La longitud de la novela permite a Murdoch no solo profundizar en la psicología de cada uno de sus muchos personajes, sino también en las relaciones que se entretejen y deshacen a lo largo de las seiscientas páginas. Y no, no le sobra ni una.

En el transcurso de la novela se recurre a una cita de Blaise Pascal que dice que “el corazón tiene razones que la razón no entiende”. Creo que la gran virtud de Murdoch reside en el profundo entendimiento de esa maravillosa frase. 

Editado por: Impedimenta
Traducción: Mar Gutiérrez Ortiz
Páginas:  593
Fotografía de portada: Parigi, Francia: La vetrina (Ferdinando Scianna, 1975)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .