Quédate Conmigo – Ayọ̀bámi Adébáyọ̀

Las mujeres fabrican hijos y si no puedes, eres un hombre. Nadie debería llamarte mujer.

Cuando cerré la última página de esta desgarradora novela obedecí sumisamente al imperativo de su título. El debut literario de Ayọ̀bámi Adébáyọ̀, y sobre todo sus dos protagonistas, se quedarán conmigo.

En Quédate Conmigo se narran las atroces desventuras que vive un matrimonio que no puede traer vida al mundo. Una desgracia que conlleva una culpa desproporcionada y el desprecio lacerante de los más cercanos.

Adébáyọ̀ con gran acierto, turna la voz narrativa entre Yejide y Akin, mujer y marido, para reflejar esa falsa igualdad de condiciones que tiene una pareja ante la problemática de no poder tener hijos. Equiparar sus relatos en número de páginas hace ver al lector que aunque parten desde el mismo lugar (conviven con la misma problemática) el peso y las consecuencias del drama no son para nada equitativas.

Hubo una época en la que no creía en profetas que vivían en montañas ni en sacerdotes que rendían culto a la orilla de un río

Quédate Conmigo me ha recordado en algunos aspectos a pequeñas joyas del terror doméstico como La Vegetariana de Han Kang o No, Mamá, No de Verity Bargate. En todas ellas, la tragedia se vive de puertas para adentro, siendo la familia y los seres cercanos los protagonistas del relato.

Pero en Quédate Conmigo el contexto social y político de la época, la Nigeria de los años 80, tiene mucha mayor relevancia (pese a la universalidad del relato) que en las obras mencionadas anteriormente, en las cuales no se concreta ningún contexto social más allá de la evidente presencia del heteropatriarcado.

Otra de las singularidades de la obra es la de su folklore, alimentado por esas fábulas nigerianas que tanto Yejide como Akin escucharon cuando eran niños y esperan transmitir a su descendencia. Cuentos de pociones mágicas y animales parlantes cuyas arcaicas moralejas siguen marcando la moral del país. Por eso en el transcurso de la historia, Yejide reescribe partes de dichos relatos,  dotando tintes alegóricos sobre su propia vida.

¿Quién te cogerá hoy de la mano si lloras en silencio?

La transición entre la tradición y la modernidad es también uno de los temas candentes de la novela, no en vano la historia transcurre durante 25 años, tiempo suficiente para que el lector valore tanto el desarrollo personal de sus protagonistas como la evolución política de Nigeria.

En esa veintena de años Nigeria vivió una época de grandes conflictos (protestas, elecciones desestimadas, golpes de estado…); pero Adébáyọ̀ decide centrarse en la vida cotidiana de sus habitantes. El escenario nacional no ensombrece la historia personal de Akin y Yejide, pero sí que protagoniza algunas de las escenas más terroríficas del relato. Ayọ̀bámi Adébáyọ̀ logra que dos conflictos tan diferentes convivan en su novela, porque tiene muy claro qué contarnos y cómo hacerlo.

La premisa de la historia y su contexto social pueden hacer creer al lector que Quédate conmigo es una denuncia sobre la Nigeria de los 80 y la desdicha de las mujeres, pero una de las gratas sorpresas de la novela es ver cómo Adébáyọ̀ es mucho más sutil en esas acciones e incluso va más allá.

Sí, Quédate Conmigo logra que el lector sienta la dura carga de ser mujer y la opresión de tener que ser madre para sentirte completamente realizada; pero sería injusto reducir la obra a eso. También estamos ante un retrato mordaz del matrimonio y la institución de la familia.

Ayọ̀bámi Adébáyọ̀ dibuja dichas relaciones con los colores de las mentiras, los anhelos, el deseo, los miedos, las traiciones… y el autoengaño como oscuro mecanismo de supervivencia.

Después, los fuegos del infierno se desbordaron de su cauce y se derramaron por nuestro dormitorio.

Hubiese sido fácil, y a mi modo de ver erróneo, realizar una historia de víctimas y verdugos e ignorar la contradictoria amalgama de grises que realmente somos. Tanto Akin como Yejide pecan de orgullosos en unas ocasiones y de ingenuos en otras. Ambos (cada uno de un modo y desde luego no en la misma intensidad) son víctimas de viejas definiciones sobre lo masculino y lo femenino, resaltando la necesidad de redefinir dichas identidades mediante nuevas vías.

Quédate Conmigo es un relato desolador cuya tragedia logra conmover al testigo de sus tristes páginas. Un logro posible gracias al excelente trabajo en la traducción por parte de Irene Oliva Luque. Una novela que logra la implicación del lector, quien comparte el sufrimiento de sus protagonistas y comprende y perdona sus errores.

Y Ayọ̀bámi Adébáyọ̀ se presenta con su primer trabajo como una autora muy a tener en cuenta, una escritora con una sensibilidad muy inteligente hacia las relaciones familiares y de pareja y excelente creadora de atmósferas trágicas por cuyas grietas deja entrever algo de luz. Una nueva voz que nos sirve de excusa para seguir manteniendo la injustamente olvidada África en nuestro mapa literario.

¿Qué sería del amor si no fuese por las verdades a medias, si no fuese por esas versiones mejoradas de nosotros mismos que presentamos como las únicas posibles?

 

Editado por: Gatopardo Ediciones
Traducción: Irene Oliva Luque
Páginas:  329
Reseña escrita mientras escuchaba: Ibeyi – Ash.
Cuadro de portada:  Sleeping Beauty, de Lekan Onabanjo

6 Comments

  1. Hola, John
    Solo veo buenas opiniones sobre esta lectura, especialmente a los que estáis haciéndola conjunta. No sé cuando, pero quiero leerla.
    Hace unos días aproveché el kindle flash de “No, mamá, no” y veo que la mencionas como dentro de esa especie de subgénero llamado “terror doméstico”. Imagino que la leeré antes por cuestiones prácticas, y después “Quédate conmigo”. Empieza a ser difícil organizar las lecturas del año con este tipo de novedades y reseñas…
    Y no me quiero ir sin decirte(repetirme) que sigue siendo un placer pasar por aquí y leer tus experiencias lectoras.
    PD: Seguiré atenta para no perderme la entrevista a la autora y sus respuestas.
    Un beso

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Lidia,

      Estoy seguro de que disfrutarás la novela, sorprende que estemos ante un debut literario, tiene aspectos muy logrados.

      “No, mamá, no” me fascinó. Era una lectura que veía en muchos blogs en los que suelo confiar y viniendo de Alba no había lugar para la duda. Eso sí, te recomiendo no informarte sobre la obra y entrar en ella sabiendo lo menos posible. La experiencia será mucho más satisfactoria, te lo aseguro.

      Y por supuesto, el placer es mío. Visitas como la tuya hacen que merezca la pena seguir hablando de libros. Repítete cuanto quieras, ya que siempre eres bienvenida.

      Muchas gracias y besos.

      Me gusta

  2. Sigo impresionada con lo que has organizado para esta LC, John. Aunque los planes se han torcido un poco y no he podido participar, sí os he ido siguiendo un poquito por twitter. (El hype va en aumento, y no lo tenía precisamente comedido jejej)
    Me encanta que cada vez haya más gente interesada en la literatura africana, tienen muchísimo que aportar y leer sus historias no sólo es una forma de conocer otra cultura sino de romper prejuicios y estereotipos.
    Estaré atenta para las preguntas, porque aunque no he leído el libro aún (espero no retrasarlo mucho), me gustaría participar, creo que será muy interesante intercambiar puntos de vista y me parece un detallazo precioso, de la editorial (por hacer de enlace) y de la autora que nos den esta oportunidad.
    Una reseña fantástica y a la altura de esta propuesta, pasar por aquí siempre es una delicia.
    ¡Un besote!^^

    Le gusta a 1 persona

    1. Mucho ha sido gracias a Gatopardo, a Ariana para ser exactos, que se ha mostrado muy voluntariosa con todo lo de la lectura conjunta. Es más, es ella quien ha traducido todas las preguntas ya respondidas por Ayọ̀bámi Adébáyọ̀, las cuales compartiré muy pronto.

      Tienes razón con lo de la literatura africana, es un continente que forma parte de mis ignorancias literarias, y es algo a lo que poco a poco quiero ir poniendo remedio.

      Con lo de las preguntas, no te preocupes, participarás seguro. Estamos ultimando detalles sobre las preguntas, los participantes, la selección, los plazos… Lo dicho, ¡pronto novedades!

      Y como siempre, todo un honor recibir tu visita. A estas alturas ninguna de mis entradas está completa del todo sin tus bellos comentarios.

      ¡Besos!

      Le gusta a 1 persona

  3. Por una vez, no eres el primero en recomendarme un libro. Lo apunto en la lista.
    Me ha gustado mucho lo de la “contradictoria amalgama de grises que realmente somos.” Lo comparto al cien por cien.
    Alberto Mrteh (El zoco del escriba)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .