10 escritoras que quizás no hayas leído… y deberías. (Parte II)

Por lo visto, este mes pertenece a las escritoras. La iniciativa #LeoAutorasOct nos invita a que dediquemos octubre a leer obras de escritorAs. Una especie de reivindicación tristemente necesaria en pleno siglo XXI.

Así, he considerado oportuno escribir la segunda parte de una entrada que disfruté muchísimo escribiéndola. Un artículo que me dio enormes dolores de cabeza, pero por el cual me siento orgulloso y recibí un feedback muy positivo por vuestra parte.

Ésa es quizás la mayor virtud de la lista de 10 escritoras que escribí hace más de un año. Que me enfrenté al teclado con ánimo de enseñar, y lo que finalmente hice es aprender. Aprender al darle forma, y aprender al leeros.

Obviemos el dicho de que segundas partes nunca fueron buenas y entremos en faena. He aquí la segunda parte de “10 escritoras que quizás no hayas leído… y deberías”. 

Joyce Carol Oates

o-joyce-carol-oates-facebook

Eterna candidata al nobel y fan de Dylan, Oates se encuentra entre mis escritoras preferidas a pesar de tener pendientes muchas de sus obras. Esta neoyorquina tiene un ojo clínico a la hora de realizar observaciones sociales y plasmarlas en sus letras.

Sus elementos góticos y los temas recurrentes de su universo literario (la violencia, la seducción, la muerte, el sexo, la violación) le han granjeado no pocas polémicas, pero también la admiración de muchos autores, entre ellos Mailer. A Oates también se le reconoce el hecho de “apropiarse” de tópicos tradicionalmente masculinos en su literatura.

Cuando la gente dice hay demasiada violencia en mis libros, lo que están diciendo es que hay demasiada realidad en la vida.

Sylvia Plath

sylvia-path-poesia

 

Posiblemente una de las poetisas más admiradas; y con una novela semiautobiográfica  (La campana de cristal) también laureada por todos, de Plath hay que reconocerle un diseño de personajes profundo y oscuro y la singular habilidad de encontrarle el lado romántico al suicidio.

Su obra ha sido estudiada desde perspectivas tan dispares como interesantes: qué verdad biográfica esconden sus obras, su discurso feminista o incluso análisis psicoanalíticos.

Su trágica vida, digna de la mejor de las ficciones, fue de tal dimensión que traspasó su propia existencia. Su hijo, también solitario y depresivo, se refugió en Alaska hasta que tomó la misma decisión final que su madre, y se ahorcó en su casa.

“Le hablo a dios pero el cielo está vacío.”

Lionel Shriver

lionel-shriver

Dos son las novelas que he leído de esta escritora, dejándome ambas sensaciones muy positivas. A una llegué a través del cine, cuando me enteré que la sórdida e inquietante Tenemos que hablar de Kevin era en realidad una novela.

Tiempo después, mi padre me recomendó El mundo después del cumpleaños, casualmente de la misma autora, y como confío mucho en sus pocas pero certeras sugerencias, cayó al poco tiempo y también me convenció; sobre todo por su curiosa y eficaz (a la hora de atrapar al lector), estructura narrativa.

Cuando te han herido tanto, la propia herida en su totalidad, te sirve como protección.

Clarice Lispector

clarice lispector.jpg

Esta brasileña de origen ucraniano destaca por un sello tan personal en su escritura que sus fieles solo necesitarán pocas líneas para reconocerla. Tocó géneros diversos como la poesía, el cuento infantil, el relato y la novela; siendo en estas dos últimas donde nos encontramos su mejor legado.

Para muchos es inclasificable porque sus letras se mueven en tierra de nadie: fantasía y realidad, racionalidad e imaginación, linealidad y escritura laberíntica… personalmente destacaría su destreza para llevar al papel las construcciones mentales de sus complejos personajes. Obsesionada con la consciencia, Lispector evita describir sentimientos, sino que nos presenta las propias reflexiones de los personajes, convirtiendo al lector en intérprete y/o psicólogo personal de los mismos.

Para los que todavía dudáis; algunos críticos la han comparado con Woolf. Sí, Virginia Woolf. Boom.

Un día será el mundo con su impersonalidad soberbia contra mi extrema individualidad de persona, pero seremos uno solo.

Carson McCullers

Carson-McCullers.jpg

Querida por muchos por ser una de las pioneras a la hora de tratar temas en su día tan polémicos como la homosexualidad, el racismo o el adulterio; muchos la conoceréis por ser la autora de El corazón es un cazador solitario.

Su vida la protagonizó la enfermedad (fiebre reumática, ataques cerebrales, infartos, cáncer…), lo que la mantuvo encerrada durante mucho tiempo. Desconozco si por consecuencia de ello, pero sus trabajos destacan por una atmósfera claustrofóbica la cual brilla con luz propia en la novela mencionada previamente.

Personalmente me gustaría mencionar también el relato La balada del café triste, cuya narración de tono melancólico y ritmo descriptivo hará las delicias de los amantes por la literatura desesperanzada que te deja tocado.

“A menudo el ser amado no es el que desencadena el imperio lentamente acumulado en el corazón del que ama. El amor es una cosa solitaria. Este descubrimiento es el que hace sufrir.”

Carmen Laforet

carmen_laforet.jpg

Nada. Si algunos recuerdan a esta escritora es por Nada.

Nada es una novela sorprendente teniendo en cuenta que fue escrita por una joven de 23 años. Una joven con la inusual capacidad para hablar del desengaño que resulta con el tiempo el entusiasmo e idealismo juvenil. Laforet, de mirada fotográfica y una habilidad admirable para la descripción, retrata sin adornos esa España de la posguerra que tanto arte ha inspirado.

A ese camino hacia la madurez que resulta Nada, se le pueden añadir otros trabajos en los que Laforet continuó con su reflexiva voz, moviéndose como pez en el agua entre el espacio y el tiempo.

Yo tuve que sonreírme. En pocos días la vida me aparecía distinta a como la había concebido hasta entonces. Complicada y sencillísima a la vez. Pensaba que los secretos más dolorosos y más celosamente guardados son quizá los que todos los de nuestro alrededor conocen. Tragedias estúpidas. Lágrimas inútiles. Así empezaba a aparecerme la vida entonces.

Marian Engel

oso_marian_engel

De Engel solo he tenido entre mis manos Oso. Y me ha parecido suficiente como para añadirla a esta lista de autoras que hay que leer. Me extrañaría mucho que alguien haya leído nada parecido a Oso. Y cuanto menos se sepa del relato, mejor.

Oso es una historia transgresora que podría entenderse como una parábola sobre la necesidad humana de volver a la naturaleza, una reflexión sobre la soledad y una crónica sobre el autodescubrimiento. Todo a la vez.

Escrita de forma sencilla, intimista y delicada; Engel sorprende al lector llevando con una naturalidad armoniosa un relato que puede incomodar a lectores susceptibles. No quiero profundizar para que la lectura sea lo más pura posible, pero mi recomendación es absoluta.

Pensó en un conocido suyo que afirmaba que hoy en día era imposible encontrar una mujer que oliese a sí misma…

Valeria Luiselli

valeria luiselli.jpg

En este caso también, solo puedo presumir de haber leído un trabajo. De Luiselli solo he leído Los Ingrávidos, por lo que estos párrafos son más para recomendar dicha novela, que la propia autora, ya que desconozco sus obras restantes.

En cualquier caso, Los Ingrávidos me pareció una ópera prima original y valiente, que se podría clasificar de mil formas y que toda etiqueta escondería cierta verdad. Los Ingrávidos es un rompecabezas de tres piezas principales, que el propio lector debe reconstruir y añadir fragmentos propios en los huecos que Luiselli ofrece de forma inteligente.

La experimentación con el lenguaje y la estructura narrativa es tal, que dicha experimentación es la principal motivación de que sea una lectura recomendada, más allá de los hechos que se relatan.

A la hora de las acusaciones el cuchillazo definitivo es la higiene moral propia.

Edith Warthon

o-EDITH-WHARTON-facebook.jpg

De familia pudiente la cual le costeó una educación privada, Edith tuvo una oportunidad de oro (pedazo juego de palabras, ¿eh?) para conocer la burguesía y despedazarla con su mordaz ironía.

Warthon se casó a los 23 años pero su certeza con la pluma no fue extrapolable en el amor. En 1913 se divorció de su infiel marido y terminó con secuelas tanto físicas como psíquicas.

Su talento literario le abrió el camino de la amistad de personajes tan ilustres como Henry James, Francis Scott Fitzgerald, Jean Cocteau o Ernest Hemingway entre otros.

Warthon tiene ese perfil que tanto adoro entre los escritores. Personaje que se codeó con la clase alta para después mediante una punzante, mordaz, fina e inteligente ironía, retratar sus miserias. Y es que la experiencia dota a estos escritores la habilidad de plasmar con fidelidad sus costumbres, su vocabulario, sus actitudes…

Entre sus obras destacan La casa de la alegría y La edad de la inocencia; pero permitidme destacar también sus poemas, sus relatos de fantasmas , su novela corta Madame de Treymes y finalmente Ethan Frome, que lejos de su literatura irónica de burguesía, ofrece una novela de ambientación rural y repleta de simbolismo.

La única forma de no pensar acerca del dinero es tener una gran cantidad

Doris Lessing

dorislessing

Cerremos la lista con una de las grandes.

A Doris Lessing solo le falta que inventen algún premio literario específicamente para ella, porque posee casi todos los habidos y por haber. Entre ellos, el Nobel obviamente.

Feminista, (¿ex?)comunista, anticolonialista, y ferviente luchadora contra el racismo y el segregacionismo (pasó su infancia y juventud en África), quizás Lessing no quiso ser una voz reivindicativa; pero su fuerza literaria no le dio alternativa.

Entre sus mayores virtudes destaca el escepticismo que muestra ante ciertas causas que defendió, postura que a mi modo de ver no hace más que elevar sus alegatos a un nivel que los discursos de mente cerrada jamás lograrán.

Por supuesto, entre sus obras destacan El cuaderno dorado (abrazado con cariño por el feminismo) y su novela más conocida, Canta la hierba, un relato desazonador sobre el apartheid.

Me he vuelto muy intolerante con las ideologías. Pertenezco a una generación de grandes sueños, de utopías de sociedades perfectas, y lo que ha ocurrido es que ha habido mucha sangre. He observado a gente de mi generación que tenía grandes esperanzas y ahora la veo muy rezagada respecto a sus expectativas. Ya no creo en esos sueños perfectos y maravillosos.

 

 

Y eso es todo.

Espero que esta entrada logre despertar la curiosidad de algún lector y se anime a dedicarle parte de este mes a alguna de las autoras presentes.

Y ojalá llegue el día en el que este tipo de reivindicaciones no sean necesarias y las autoras tomen el lugar que les corresponde en las estanterías de todo el mundo.

Recordad que el año lo componen 12 meses, y que en todos ellos es posible leer a mujeres, y que aunque algunos lo ignoren (o lo pretendan ignorar), saben escribir… muy bien además.

Por lo que ojalá esta iniciativa sirva para abrir los ojos de la gente y la lectura de escritoras no se reduzca a un mes porque toca, sino que este octubre sea un punto de inflexión entre los lectores y que su selección se amplíe teniéndolas en cuenta toda su vida.

Leed mucho y sed felices.

 

 

Anuncios

15 comentarios en “10 escritoras que quizás no hayas leído… y deberías. (Parte II)

  1. Yo llevo intentando compensar ese desequilibro de lecturas entre autores y autoras desde principios de año y no me va nada mal. Y también espero que esto no se quede en una iniciativa más a la que apuntarse y haga que la gente se de cuenta de la realidad :/
    De todas las autoras que recomiendas solo he leído a Shiver y a Plath, pero tengo entre manos a Oates con Puro fuego y estoy deseando leer Balada del café triste de McCullers. Es casi un pecado que no haya leído a Laforet, con el tute que nos han dado con ella en el instituto junto a Rodoreda. Del resto solo puedo puedo decir que conozco a unas más que a otras, pero que me las llevo a todas apuntadas para ir indagando sobre ellas.
    Un beso.

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo creo que la iniciativa puede funcionar como punto de inflexión.

      Desgraciadamente hoy día sigue habiendo mucho lector que ignora sistemáticamente a las escritoras, y quizás #LeoAutorasOct le sirva para darse cuenta de que las mujeres también tienen cerebro y lo utilizan muy bien.

      Mi intención es dar a conocer autoras, animar a la gente a leerlas y lograr que algún lector salga de su burbuja y vea el talento femenino en la literatura.

      Muchas gracias por tomarte la molestia de pasarte a leer y comentar.

      ¡Un beso!

      Le gusta a 1 persona

    1. A Shelley la tuve en mente, pero al tener una obra tan archiconocida al final me decanté por otras autoras. Aunque quien sabe… quizás el día de mañana publique una tercera parte… jajaja.

      Mil gracias por pasarte Poecraft, un placer verte por aquí.

      Le gusta a 1 persona

  2. Si ya sentí fascinación absoluta por la primera parte del post “10 escritoras que…” este se ha convertido en mi TOP descubrimientos!! Tenía apuntadas ya a Lispector y McCurllers por recomendación de Diana y Omaira que las habían leído, y bueno Warthon es una de mis eternas pendientes…pero tras leer tu post me has dejado con ganas de leer absolutamente a todas!! qué maravilla de selección!!! Creo que podríamos estar un año entero leyendo autoras y aún así no leeríamos a todas!
    De momento me han llamado mucho Oates, Shriver, Lessing y Luiselli
    así que ya están apuntadas, que me encanta salir de la zona de confort lector y aventurarme a nuevos descubrimientos jejej ya te contaré!

    Besos!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Respuestas tan entusiastas como las tuyas me causan una felicidad tremenda. Gracias de corazón por tus palabras. No soy muy amigo de las listas y realizarlas me causan auténticos quebraderos de cabeza; pero ver este tipo de comentarios hace que todo merezca la pena. Gracias de nuevo.

      Espero con impaciencia tus impresiones de las diferentes autoras que te lleves apuntadas de aquí.

      ¡Un besazo enorme Eibi!

      Le gusta a 1 persona

  3. ¡Hola!
    Joyce Carol Oates es una autora que tengo muy pendiente, siempre voy a la biblioteca con la idea de coger alguno de sus libros pero al final nada. Me da respeto y tengo miedo a no disfrutar de sus novelas tanto como espero, pero espero animarme pronto con ella.
    Sylvia Plath también la tengo entre mis pendientes, quiero leer ‘La campana de cristal’ pero el otro día, una persona con la que suelo coincidir en gustos, me dijo que no le pareciera para tanto. Eso hizo que de momento no me anime aunque sé que tarde o temprano lo leeré. Su vida me parece muy interesante y quiero documentarme para hacer un vídeo sobre ella.
    ‘Tenemos que hablar de Kevin’ es una novela que lleva en mi wishlist años, pero es ese libro que siempre que voy a comprar acabo comprando otro.
    No conocía ni a Clarice Lispector ni a Carson McCullers ni a Valeria Luiselli, pero me llevo apuntadas a las dos, sin duda.
    ‘Nada’ es otra de esas novelas que están entre mis eternas pendientes, llevo mucho tiempo con ganas de leerlo y no sé porque aún no me he animado. En cuanto a ‘Oso’ cuando salió en España me contaron de que trata y sinceramente no me atrevo a leerlo, puede que me pierda una gran obra, pero sabiendo de que trata no me apetece leerlo.
    Edith Wharton es otra autora que lleva mucho tiempo en mi wishlist, y tampoco entiendo porque aún no he leído nada suyo, a ver cuando me animo. Pero sin duda la que más me apetece leer de todas es a Doris Lessing, este año igual ya no puedo, pero del año que viene no pasa, necesito leer a esta autora.

    Yo también espero que esta iniciativa cambie un poco las cosas, en mi caso pretendo equilibrar más las lecturas a partir de ahora. Además, como curiosidad, mis mejores lecturas de este año han sido de mujeres. Siento mucho este comentario tan extenso, me ha encantado tu entrada.
    Un beso

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola Isa!

      Yo creo que disfrutarás tanto de Oates como de Plath, quizás tu opinión no sea tan entusiasta como lo pueda ser para otras personas, pero si han despertado tu interés seguramente acaben siendo lecturas que te dejen buen sabor de boca.

      Tenemos que hablar de Kevin tiene una versión cinematográfica que merece la pena, si te sientes ahogada entre libros, la película es otra opción.

      Me alegra ver que te lleves a varias autoras apuntadas como posibles lecturas, ojalá acierte contigo con esta lista.

      Oso es una recomendación difícil, si sientes que no va a ser una lectura agradable, lo mejor es que ignores el trabajo… ¡no se puede leer todo!

      Wharton y Lessing en cambio sí las considero de lectura “obligatoria”. Seguro que disfrutas de sus trabajos.

      Y sí, ojalá este mes muchos se den cuenta de la presencia femenina en el mundo literario y las empiecen a considerar opción en futuras lecturas.

      Gracias por pasarte por aquí y dedicar tu tiempo en escribirme.

      Un beso y nos leemos.

      Le gusta a 1 persona

  4. ¡Qué alegría ver a Lionel Shriver! Me encantó «Tenemos que hablar de Kevin» y desde aquella (hace años ya) tengo pendiente volver a ella y seguramente lo haga con el libro que te recomendó tu padre 🙂 La adaptación me gustó también.

    Sylvia Plath es otra que me encantó con tan sólo leer una novela y tengo curiosidad por sus poemas. Aunque he de reconocer que su trágica vida es uno de los motivos que me incitaron a leerla de primeras. También vi un biopic protagonizado por Gwyneth Paltrow. La verdad es que tuve una época en la que estaba un poco obsesionada con esta mujer xDD

    A Carson McCullers no la conocía y me ha llamado mucho la atención, tanto por lo que dices de sus obras como por su enfermedad.

    A Marian Engel la conocí este año (¿o en 2015?) cuando en un blog comentaban «Oso» y me llamó mucho la atención y ahí está, en la lista de pendientes.

    «Los ingrávidos» también va para la lista. Y «Canta la hierba» lo había escogido para el reto «Viajar leyendo» del año pasado y al final se coló otro pero sigo queriéndolo leer.

    Una lista genial 🙂
    ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Buenas Naialma!

      Plath y Shriver son geniales sí, especialmente la primera levanta muchas pasiones.
      Por otro lado, disfrutarás de McCullers, Engel y Luiselli seguro; pero si tienes que marcar prioridades no te pierdas a Lessing. ¡Lectura obligatoria! Jajaja.

      Y no te olvides de Warthon, leerla es un gran placer.

      Muchas gracias por pasarte, un besazo!

      Me gusta

  5. ¡Muy buena entrada!

    Nos ha encantado encontrar entre tus seleccionadas a Marian Engel y su novela Oso, una obra compleja e interesantísima. Como nos preguntas en la primera parte de tu artículo por autoras que hayamos de echado menos, nosotras colaboramos con el nombre de la gran Irish Murdoch.

    ¡Nos leemos!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s