Canciones de amor a quemarropa – Nickolas Butler (Reseña)

La palabra melancolía puede sonar dramática, pero a veces es la más ajustada. Es cuando te sientes a la vez un poco feliz y un poco triste. […]

Canciones de Amor a Quemarropa es una de las novelas de moda, y probablemente acabe copando muchas de las listas recopilatorias de lo mejor del año. El éxito que tuvo en su país natal (EEUU) y el gran recibimiento de crítica y público que está teniendo al cruzar la frontera así nos lo hace pronosticar al menos.

Personalmente me ha parecido un buen debut literario, una novela que mediante una prosa cálida y sencilla, nos habla de grandes sentimientos como el amor, la amistad o el apego por la tierra que nos vio nacer y crecer.

Kip, Lee, Ronny, Henry y su mujer Beth son los protagonistas de este relato. Jóvenes treintañeros con sueños rotos, por cumplir y cumplidos que se criaron juntos en un pequeño pueblo rural de Wisconsin.

Kip es un empresario de éxito mudado a Chicago que busca desesperadamente el amor de su primera comunidad, ya que no se siente querido y aceptado entre los suyos.

Lee es una estrella de rock a nivel mundial gracias al éxito de su primer álbum: “Canciones de Amor a Quemarropa” (Shotgun Lovesongs). Un éxito inesperado que llega a apabullar a un músico que también teme acabar solo.

Ronny es un ex-vaquero de rodeo y ex-alcohólico que empezaba a hacerse un nombre hasta que un accidente lo apartó de ese mundo dejándole lesiones psíquicas. Desde entonces, recibe un trato excesivamente condescendiente por parte de sus amigos.

Henry es el que en apariencia más alejado vive del éxito. Un hombre que heredó la granja de su padre y se casó con su amiga de la infancia Beth, formando una familia en el pequeño pueblo que vio crecer a todos.

“América, diría yo, consiste en gente pobre tocando música y en gente pobre compartiendo comida y en gente pobre bailando aun cuando llevan una vida tan desesperante y tan deprimente que ya ni debería haber sitio para la música o para algo de comida extra, cuando no deberían quedarles energías ni para bailar”

Uno de los aciertos de la novela es su narración coral a cinco voces (los protagonistas mencionados en los párrafos anteriores) ofreciendo así una historia lineal pero narrada desde diferentes perspectivas.

De este modo se consigue despertar el interés del lector, que ansía saber como vive cada personaje las diferentes situaciones que nos plantea Butler en las 336 páginas del libro.

Otra de las bondades de la obra es su ritmo ágil, debido a la sencilla y honesta escritura del autor y a la estructura narrativa mencionada previamente. La cortedad de sus capítulos y el hecho de que el narrador salte de personaje en personaje consiguen atrapar al lector, terminando la novela en muy poco tiempo.

Y finalmente me gustaría destacar lo evocador que resultan algunos de sus pasajes. La vida rural descrita por Butler consigue que el lector que sueña con escapar de su pequeño pueblo se replanteé la idea y que el lector de ciudad aborrezca el sonido del tráfico, el exceso de gente y quiera vivir de cortar leña y ordeñar vacas en un monte perdido.

Ahora lo no tan bueno.

Para empezar, creo que muchos de los halagos que ha recibido la novela resultan excesivos. Estoy seguro de que éstos funcionarán a la hora de hacer caja, pero se debería de tener en cuenta que un lector con muy altas expectativas tiende a la decepción de forma mucho más fácil.

Yo me acerqué a la novela ignorando muchas de las cosas leídas sobre ella. La veía como una novela cálida, entrañable y sencilla con una historia (la crisis de los treinta) contada en mil ocasiones tanto en cine como en la literatura, pero desde una perspectiva rural.

Las comparaciones con Franzen o las nominaciones a libro del año son un arma de doble filo. Sí, se notará en el número de copias vendidas, pero también perjudicarán seriamente las impresiones de todo lector que se las tome en serio. Afortunadamente, no es mi caso.

Es más, creo seriamente que los desmesurados elogios que ha recibido la ópera prima de Butler son la motivación principal de muchas de las críticas despiadadas que también ha obtenido la novela. Y es que las ganas de contrarrestar tanto halago son entendibles. Butler juega en otra liga.

Para empezar es un autor excesivamente explicativo. En una novela tan apoyada en los sentimientos que frases como: “soy una mala persona”, “estoy enamorado de nosequién”, “me siento solo”, “estoy perdido, no sé qué hacer con mi vida” etc. molestan.

Duelen.

Y mucho.

Un escritor no debe de ofrecer todo masticado, ya que lo único que consigue es que el lector sienta que lo creen estúpido. Déjame intuir o deducir que alguien siente algo por otro personaje, déjame que sean sus actos los que me comuniquen que se siente solo, abandonado, afortunado o aburrido. No me lo restriegues por la cara como si no fuese capaz de llegar solito a las conclusiones.

Poner a un personaje hablando en alto de sus sentimientos es un recurso narrativo muy pobre y Butler abusa de él.

Otra de las debilidades de la novela reside en sus personajes. No estoy en contra de los estereotipos (que lo son) pero creo que sí les falta estar mejor definidos y un plus en profundidad. Hay algunos que te caen mejor, otros peor… pero no llegas a empatizar profundamente con ninguno de ellos.

Y eso hace que la narrativa coral de la novela se resienta. La falta de profundidad de los personajes hace que el cambio de registro entre los capítulos sea prácticamente inexistente. Si no fuese por la letra enorme que indica la inicial del nombre del narrador al comienzo de cada capítulo, para el lector sería difícil acertar quien es el que nos habla.

Por estas razones creo que las frases que se recopilan de diferentes reseñas a la hora de vendernos el libro, acaban siendo perjudiciales para muchos lectores. A esta novela hay que acercarse con humildad, no buscando al nuevo Franzen. Ya que no lo encontraremos.

“Canciones de amor a quemarropa es producto de una mezcla de nostalgia, soledad y presión”. – Nickolas Butler

Pero no quiero acabar con malas palabras hacia la obra y/o el autor. He remarcado sus debilidades para que los que se acerquen a la novela lo hagan con expectativas más humildes y así puedan disfrutar de su lectura… tal y como yo lo he hecho.

Ya que Canciones de amor a quemarropa es de esas novelas que a pesar de sus errores pueden llegar al corazón del lector. Es de esas novelas que a pesar de esconderse en pequeños pueblos tratan temas universales que nos llenan de nostalgia y hacen que nos replanteemos ciertos aspectos de nuestra vida.

Y si hay algo realmente meritorio en esta obra, es que puede lograr que el lector modifique en sus esquemas mentales la definición de lo que es tener éxito y fracasar en la vida. Que reconsidere sus aspiraciones y empiece a priorizar esas pequeñas cosas que con el tiempo acaban siendo el pilar de nuestra felicidad.

Puntos positivos:

+ La sinceridad del amor que se transmite hacia la sencillez y la cotidianidad de la vida rural
+ La calidez de su prosa a la hora de describir los paisajes del pequeño pueblo de Wisconsin.
+ El ritmo narrativo. Con mayor o menor entusiasmo, el lector acabará la novela en pocos días.
+ Su celebración por la camaradería, el amor y el perdón resulta contagiosa.

Puntos negativos:

A ratos resulta excesivamente explicativa y explícita en lo sentimental.
Personajes desaprovechados, que podrían haber dado más de sí, si el autor hubiese profundizado más en ellos.
Una narración coral que falla en el registro, manteniendo una prosa muy similar sea quien sea el narrador.

Me despido con el genio que inspiró a Butler a la hora de construir a Lee. Uno de mis músicos favoritos: Bon Iver (compañero de instituto de Butler).

 

Anuncios

5 comentarios en “Canciones de amor a quemarropa – Nickolas Butler (Reseña)

  1. Los puntos negativos que comentas, en general, son cosas que me sacan un poco de quicio (sobre todo eso de que me den todo masticado) pero claro… luego comentas sus puntos positivos y la impresión en general es buena y sin haber leído críticas ni nada sobre el libro pues… sí, creo que me lo llevo :p
    ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Creo que puede llegar a ser una lectura disfrutable si te convencen sus fortalezas. Lo que no se debe hacer es acercarse a ella con altas expectativas porque veo difícil que así satisfaga plenamente al lector.

      Ya nos contarás.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  2. El caso es que me suena muchísimo este libro pero no consigo recordar de qué o de donde…
    Y a mi me pasa también lo de los puntos negativos. Me da mucha rabia cuando no se profundiza en potenciales personajes con los que podría sentirme identificada. De todos modos, con el tiempo y la experiencia he aprendido que, como dices, hay que hacer caso omiso a las expectativas y los halagos… luego con la mínima cosa te sientes decepcionado y te arruina el libro.
    Por lo tanto, si lo leo, haré lo que tú dices: ignorar aquello que he leído (menos las cosas buenas que has escrito en la reseña, claro 😛 ) y centrarme en descubrir si es una buena lectura para mi.
    Un besito!!!

    Me gusta

    1. Es un libro que ha funcionado muy bien comercialmente por lo que es probable que hayas leído más de una reseña en el mundo de los blogs.

      O que la hayas visto en alguna librería que frecuentes.

      Y como bien dices, lo mejor que puedes hacer es acercarte a ella con la mayor frialdad posible e ignorando tanto las exageradas alabanzas como las desmesuradas críticas que ha recibido. En mi opinión se encuentra en un punto intermedio, Una obra a la que se le pueden sacar mil fallos, pero que también es honesta, cálida y dulce y puede tocar la fibra sensible.

      La cuestión es no ignorar ninguno de esos dos aspectos o amarrarse solo a uno de ellos.

      Un beso.

      Le gusta a 1 persona

      1. Canciones de amor a quemarropa es un libro fácil de leer y agradable, pero como bien dices no profundiza demasiado en los personajes.

        Por supuesto estoy segura que a Butler le encantaría ser el nuevo Franzen pero de una a otro hay un largo trecho. Con muchas cabezas por delante por parte de Franzen.

        El que haya tenido un éxito reseñable ha sido gracias a las excelentes campañas de marketing de Libros El Asteroide, que como siempre lo hacen muy bien.

        Saludos y buena reseña,

        Eva

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s