Los Desorientados – Amin Maalouf (Reseña)

“Nací en un planeta, no en un país”. – Amin Maalouf

Son incontables los escritores que a pesar de escribir historias diferentes, en el fondo, siempre nos están contando lo mismo. Es decir, que varían el contexto, incluso la forma a veces, pero nunca el contenido. Y no lo digo de forma despectiva, ni mucho menos. Muchos de mis autores favoritos tienen temas a los que recurren de forma constante… y maravillosa.

Entre esos escritores está Amin Maalouf, consagrado escritor libanés residente en París, quien nos habla constantemente de las identidades culturales, la fe y la relación entre Oriente y Occidente.

Hoy hablaré de su última novela, Los Desorientados, en la cual el autor de León el Africano, nos narra las vidas de una generación de libaneses.

Un profesor libanés exiliado en París llamado Adam, recibe una llamada en la que se le comunica que un viejo amigo moribundo desea verle. Este hecho desencadenará una vuelta al pasado para el protagonista, ya que volverá a su país natal después de 25 años sin haber pisado esas tierras, y volverá a ver esas caras hoy desconocidas, que fueron antaño su núcleo de amigos.

Bajo esta premisa, Maalouf reflexiona de forma íntima y personal sobre temas tan universales como el amor o la amistad o incluso la guerra y sus consecuencias (políticas, sociales y personales), pero también recurre a sus ya pequeñas obsesiones como el exilio, el choque de creencias o nuestro mundo dividido en dos (Oriente vs. Occidente).

Con una prosa delicada, dulce y en cierta manera, melancólica; el lector es testigo del proceso de madurez de unos jóvenes soñadores con ideas revolucionarias que poco a poco van chocando con la triste realidad.

Maalouf, de forma muy inteligente, estereotipa levemente esos personajes, para trabajar los diferentes puntos de vista sobre casi cualquier cosa en base a nuestras creencias.

Así, Adam no será bien recibido desde el primer momento, y él en parte también se sentirá culpable por poseer una vida próspera a costa de abandonar la tierra que le vio nacer.

“La cuestión no está en saber lo que habrías hecho tú si te hubieras quedado. La cuestión está en saber qué habría sido de este país si todo el mundo se hubiera ido como tú”.

Esa cierta culpabilidad o pena será reforzada al ver como los 25 años que ha pasado fuera no se ven reflejados en su país de procedencia, en donde el progreso brilla por su ausencia; donde nada ha cambiado.

Política, revoluciones, guerras, huidas, sacrificios, fanatismo… cada uno de estos aspectos se trata de forma espléndida por parte de Maalouf, cuya pluma refleja la sabiduría obtenida en el transcurso de su vida como reportero de guerra.

Cabe destacar también el sutil alegato sobre la cada vez más necesaria construcción de una relación cercana, y por lo tanto humana, entre Oriente y Occidente.

Amin Maalouf tiene cierto renombre en temas como el multiculturalismo. Yo mismo tuve que recurrir a trabajos suyos en mi época universitaria cuando trabajaba con temas de esta índole. Es por ello, que es un placer leerle (las veces que sean y sea en ficción o no) cuando habla sobre la construcción de la identidad cultural, las raíces, el patriotismo, las guerras o el exilio. Ya que como bien dijo Kerouac, “el mejor profesor es la propia experiencia”, y Maalouf es un claro ejemplo de ello. Se nota que en sus trabajos literarios, su propia vida es una fuente de información rica, variada y contrastada.

Su lucha contra el racismo y la exclusión es obvia, pero a pesar de ello, Los Desorientados es una novela que expone, no impone. En el transcurso de la novela veremos muchísimas ideologías y creencias diferentes, representadas mediante distintos personajes. Pero Maalouf evita el maniqueísmo dotándole a cada uno de ellos la humanidad necesaria para que todo no sea blanco o negro.

Es muy fácil para el lector comprender (que no compartir) las diferentes decisiones que tomó cada uno del grupo de amigos cuando la guerra se acercaba. Todos tienen sus razones y todos acarrean con las consecuencias de las mismas. Es por ello que la construcción de personajes, a pesar de ser “instrumentos” para exponer diferentes puntos de vista, es positivo. Cada uno cumple su función, pero tienen la personalidad suficiente como para que pasen desapercibidas las intenciones reales de Maalouf.

Su único lastre es el de un final abrupto e inconcluso. No mancha excesivamente la novela, pero sí que empaña un poco la sensación global que deja en el lector. Se siente como si el escritor hubiese tenido prisa por terminar con el trabajo; hecho que desentona un poco con la elegante forma de hacer transcurrir la historia que lleva a cabo durante toda la novela. Pero lo dicho, ese fallo no es suficiente como para echar por tierra el buen hacer de Maalouf en esta novela.

Es por ello que Los Desorientados es una lectura muy recomendable. Amin Maalouf es un hombre al que hay que escuchar atentamente, porque su mensaje es, aún hoy, tristemente necesario. Y si a todo ello le sumamos su elegante escritura, su extraordinaria habilidad para los diálogos y las interesantes reflexiones internas del protagonista, obtenemos como resultado un libro muy a tener en cuenta por todo aquel lector que sienta interés por los temas a los que recurre habitualmente el autor.

Puntos positivos:

+ Reflexión íntima e inteligente sobre los temas tratados.
+ Escritura elegante y a ratos poética sin resultar excesivamente densa.
+ Diálogos construidos con gran habilidad.

Puntos negativos:

– Un final repentino y poco elaborado, que no ensucia pero empaña el trabajo global.

Valoración: Buena.

“A largo plazo, todos los hijos de Adán y Eva son niños perdidos”.

Anuncios

7 comentarios en “Los Desorientados – Amin Maalouf (Reseña)

    1. Es un autor muy recomendable como novelista en general y como ensayista si se tiene un mínimo interés por los temas que trata.

      En ficción, suele utilizar muy bien la realidad histórica como trasfondo de sus historias. Si te animas, ya nos contarás.

      Gracias por pasarte. 🙂

      Le gusta a 1 persona

  1. Este tiene temas que no me interesan mucho pero otros que sí… creo que me lo voy a apuntar por el medio de la lista de pendientes (aunque en realidad los pendientes no están numerados xD)

    Gracias a ti, este año voy a leer a más autores que aprovechan la ficción para decir unas cuantas cosas (los ensayos a veces me dan pereza xD) 😀

    Le gusta a 1 persona

    1. Es que a mi el tema de las identidades me apasiona, es por ello que me gusta mucho Maalouf, aunque su tratamiento sea desde una perspectiva de raíz cultural.

      Me alegra ver que consigo dar a conocer trabajos, fue una de mis motivaciones cuando creé el blog.

      ¡Gracias por pasarte!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s